En la zona norte de Tenerife y en Sta. Cruz de la Palma existe el sustantivo espelme para referirse a la cera - derretida o no - de las velas. No se encuentra la voz en nuestro diccionario, por lo que debería indagarse su uso e incluirla si se considera relevante.

La variante espelme (también esperme) ha sido registrada en Tenerife y en La Palma con el sentido de «cera o parafina derretida que se desprende de la vela al arder». Procede del término general esperma, que define el Diccionario de la Real Academia Española como «Sustancia grasa que se extrae de las cavidades del cráneo del cachalote, empleada para hacer velas y en algunos medicamentos». Otros diccionarios generales, como el Diccionario del español actual, de Manuel Seco, dan una definición más abarcadora, que coincide con la que señalamos en principio para espelme.

Aunque podría pensarse que se trata de una cuestión meramente fonética y que, por tanto, no estamos ante una voz distinta de la que se describe para el español general, algunos hechos permiten considerar otras respuestas a esta cuestión. Además de la fijación de esta variante, en la que se opera, además de la neutralización r/l, el cambio de terminación de -a en –e, parece haber tenido lugar en el habla de las Islas una diferenciación de los dos sentidos que reúne la voz en español general, de manera que al de ‘cera o parafina derretida’ corresponderían, en Tenerife o La Palma, las formas espelme o esperme (o espelma, como ocurre en algunos municipios de Gran Canaria), mientras que esperma parecería haber quedado restringido al sentido algo tabuizado de ‘semen’.

Agradecemos su sugerencia y la información que nos remite.


Categorías: Vocabulario