¿Qué significan las siguientes palabras: beñesmén, yrichen, yayo, tano, ahof, añepa, gánigo?

La mayoría de las palabras por las que nos pregunta suelen aparecer en textos, muy tempranos algunos de ellos, en que se ofrece alguna información sobre la vida y costumbres de quienes habitaban las Islas a la llegada de los europeos. Entre ellas ocupa un lugar destacado la Historia de la Conquista de las Siete Islas de Gran Canaria (1632), del fraile franciscano Juan de Abreu Galindo, que recoge la mayoría de las voces por las que nos pregunta y describe cuáles eran sus referentes. Según dice Abreu Galindo, estos pueblos a la leche le decían ahof, llamaban al trigo irichen, al mes de agosto, beñesmer, a las varas tostadas de tea y sabina muy agudas, añepas y al fruto del mocán yoya (no yayo). La palabra gánigo, de la que Abreu Galindo dice que designaba a vasos o cazuelas de barro cocidos al sol, tiene la particularidad, frente a las otras, de que no desapareció de la lengua hablada en las Islas, sino que fue pasando de generación en generación y forma parte, a día de hoy, de nuestro léxico diferencial (véase su significado en el Diccionario básico de canarismos).

Las demás, conservadas en textos escritos, son frecuentes en la actualidad en estudios e investigaciones sobre la población aborigen que poblaba las Islas. Para ampliar información sobre ellas, puede consultar obras especializadas en estos temas, como algunos de los trabajos de D. Antonio Tejera Gaspar, catedrático de Arqueología de la Universidad de La Laguna y miembro de la ACL, en que se describen las costumbres de estos pueblos (Las culturas aborígenes canarias, de 1987; La religión de los guanches (ritos, mitos y leyendas), de 1988; o Los aborígenes canarios, segunda edición del año 1990).


Categorías: Vocabulario