En dos de las crónicas de la Conquista, Ovetense y Lacunense, al hablar de los gomeros dice una: “sus armas eras varas tostadas de puntas agudas, y eran braceros y certeros, que la piedra que tiraban la escondían en la tapia y cuerpo.” ¿Qué puede significar “que la piedra que tiraban la escondían en la tapia y cuerpo”? La otra dice solo: “que la piedra que tiraban la escondían en la tapia”. ¿Cuál puede ser el sentido?

Efectivamente, las crónicas de la Conquista denominadas Ovetense y Lacunense incluyen esas frases, algo oscuras, referidas a la forma en que los aborígenes de las Islas lanzaban piedras, generalmente para atacar al enemigo. Si se revisan todos los usos de tapia en los textos de estas Crónicas, no encontraremos diferencias con el sentido que tiene la palabra en la actualidad, es decir, la voz se usa normalmente como 'Cada uno de los trozos de pared que de una sola vez se hacen con tierra amasada y apisonada en una horma' (Diccionario de la Lengua Española, de la RAE). El texto de Gómez Escudero, otra de las fuentes históricas de las que disponemos sobre la conquista de las Islas, puede dar luz a este asunto. Se dice en el capítulo XIX, cuando habla de las habilidades de los aborígenes para el ataque, que «lo que mejor les parecía, en lo que más confiaban, era en las piedras tiradas a brazo, con tanta fuerza que es cosa no creída lo que desbaretaba (sic) una piedra, aún más daño que la vala (sic) de arcabús (sic)Tirada a las tapias de el (sic) real de las Palmas las metían dentro más de dos dedos, aunque estaba la tapia fresca, pero un spañol (sic) con otra piedra no hacía más que señalar onde (sic) dio (el subrayado es nuestro). Cortaban una penca de palma a cersé como con un hacha de una pedrada...» (F. Morales Padrón, Canarias. Crónicas de su Conquista, 1978, p. 432). Parece, por tanto, que la frase "que la piedra que tiraban la escondían en la tapia y cuerpo" debe entenderse en el sentido de que eran tan certeros y lanzaban las piedras con tanta fuerza (por ser "braceros", como se dice), que lograban incrustarlas o hundirlas en tapias o cuerpos. 


Categorías: Vocabulario