Buenas tardes, al tiempo que traduzco un poemario de un poeta de las Azores me encuentro con el verbo portugués "emprestar" que según el diccionario Priberam significa:
(em- + prestar)
verbo transitivo
1. Confiar temporariamente algo, sob condição de ser devolvido (ex.: já li o livro que você me emprestou).
2. [Figurado] Dar; conceder; conferir (ex.: o sol emprestava uma cor avermelhada ao horizonte).
3. [Brasil] Tomar por empréstimo (ex.: devolveu a fantasia de bailarina que emprestou da vizinha).
Y cuyo equivalente en español, según el mismo diccionario, es:
1. verbo prestar; abonar en cuenta.
2. verbo atribuir.
El caso es que, según recuerdo de mi experiencia como hablante, "emprestar" para significar "prestar" está entendido como un barbarismo, un uso vulgar y erróneo del verbo "prestar" pero que, en este caso, parece tener sus raíces en la influencia portuguesa en el léxico canario. Dicho esto, ¿por qué habría de considerarse vulgarismo, dado el origen claramente portugués de tal uso, y la más que clara influencia del portugués en nuestro léxico? ¿Tenían informaciones al respecto?

El Diccionario de la Real Academia recoge el verbo emprestar en dos sentidos, uno de ellos equivalente a 'prestar'. En este caso, marca la acepción como desusada (última documentación posterior a 1500, pero anterior a 1900), a la vez que señala que se encuadra en el nivel de uso que denominan vulgar.
El verbo emprestar es un arcaísmo que se ha conservado, en el habla popular, en diversas zonas del mundo hispanohablante, tanto de España como de América. El estudioso J. A. Frago (Historia del español de América, 1999: 160) señala que es un portuguesismo documentado en las hablas andaluzas ya desde el Medievo. En el siglo XVI, el humanista Juan de Valdés en el Diálogo de la lengua, tratado de gran interés para conocer el español de la época, rechazaba el uso de emprestar y lo describía como grosero.
A Canarias pudo llegar a través de hablantes andaluces o por influencia directa de los colonos portugueses. En cualquier caso, es una forma que, desde el punto de vista sociolingüístico, se encuadra en el uso popular, frente a la normativa prestar (del latín praestāre).

Categorías: Vocabulario