Información sobre la etimología de "guirre".


El canarismo guirre designa en las Islas a «la especie Neophron percnopterus majorensis, ave rapaz de un metro y medio de envergadura, con el pecho y el vientre blancos, la espalda manchada de negro, blanco y castaño, y las alas con las guías de color negruzco». Esta palabra aparece en las fuentes históricas tempranas. Juan Abreu Galindo señala en su Historia de la conquista de las siete islas de Gran Canaria (escrita muy probablemente a finales del siglo XVI) que en la isla de La Palma al quebrantahuesos lo llamaban guirre. También se registra el término en las obras de Gómez Escudero y Gaspar Frutuoso.

Son tres las hipótesis que se han mantenido con relación a la procedencia de este término.

1. Procedencia prehispánicaSon muchos los autores que han apoyado esta teoría. Entre ellos, el estudioso austriaco D. J. Wölfel, que en su obra Monumenta Linguae Canariae (1965) proporciona los paralelos bereberes igider-igadaren ‘águila, buitre’, estableciendo finalmente la forma guirh(e) como la voz indígena original.

2. Origen romance. Esta procedencia la defendió en su momento José de Viera y Clavijo (1731-1813), quien, apoyándose en la frecuente alternancia de b/g, establece el proceso evolutivo de la siguiente manera: buitre > guitre > guirre. Esta explicación no resulta, sin embargo, muy convincente.

3. Origen onomatopéyico. Por último, para Manuel Alvar, esta voz tiene un claro componente onomatopéyico, y la relaciona con los términos salmantinos guirleguirre y guirri(o), y con guirri y su plural guirres registrada en la zona de León, que hacen referencia todas ellas al vencejo. Esta hipótesis se apoya en la frecuente presencia de voces onomatopéyicas en las denominaciones de las aves, como es el caso de estapagaoperoluí y tabobo, entre otras.

Puede ampliar la información que aquí le aportamos en el libro Materiales toponímicos de La Palma (1987) de Carmen Díaz Alayón. 

Categorías: Vocabulario