En Fuerteventura usamos el verbo rosar para referirnos a arrancar tuneras de un terreno para cultivar en él. También, relacionado con rosar, usamos rosa para denominar un terreno más o menos extenso y provisto de agua de pozos o de aprovechamiento de lluvia para diversos cultivos. Así tenemos topónimos en nuestra geografía como: Rosa de Los Negrines, Rosa de Catalina García...


El sentido que describe del verbo rozar es general en español. El Diccionario académico en su última edición lo describe como «Limpiar las tierras de las matas y hierbas inútiles antes de labrarlas, bien para que retoñen las plantas o bien para otros fines» (Diccionario de la lengua española, s. v. rozar, 1. ª acep.). El valor de roza (que, al proceder de rozar, debe escribirse con z) sí es un dialectalismo. El Diccionario básico de canarismos (disponible en www.academiacanarialengua.org) lo define como «Terreno de cultivo constituido por un conjunto de gavias», y lo localiza en la isla de Fuerteventura.

Categorías: Vocabulario