Entre las expresiones populares que he escuchado figura esta:

- Te afijaste lo que dijo...

- ¡Chas meria! Semejante bolada...

.........................

No llego a precisar si decían meriya, o merilla, o bien lo antes dicho: meria. Lo cierto es que era frecuente escucharlo.

Les agradezco me den alguna pista para conocer el origen o la relación que esa voz pueda tener en cuanto a su origen.

La forma más frecuente de esta interjección con que se expresa asombro o sorpresa es ay/ai mería. Procede de la locución interjectiva ¡ave María!, que se utiliza con igual valor (véase Diccionario de la lengua españolas. v. ave2).

Es muy probable que haya oído también meriya, producto del desarrollo de una consonante antihiática, muy utilizada en el pasado en muchas zonas rústicas de Canarias: meneya ‘menea’, criya ‘cría’ (se decía mucho: amas de criya), Mariya ‘María’, meyar ‘mear’, etc. Con relación a la interjección chas, es muy frecuente en el español de las Islas y, al igual que la americana cha, expresa sorpresa u asombro (Diccionario de americanismoss. v. ¡cha!).

El verbo afijar, que el Diccionario de la Real Academia marca como desusado, no es un canarismo. Sí lo es bolada, que se emplea en las Islas con los valores de «1. f. Ocurrencia, dicho agudo o extravagante. 2. f. GC. Rumor, noticia sin confirmar» (Diccionario básico de canarismoss.v. bolada).

Categorías: VocabularioModismos y refranes (fraseología)