Resulta que en una de las publicaciones de la página de Facebook del programa de la Televisión Canaria Noveleros se han vertido una serie de comentarios que podrían ofender al español de Canarias. […] Les adjunto el enlace para que puedan interpretarlo por ustedes mismos (por si acaso yo lo he interpretado incorrectamente) y ver qué opinan al respecto, porque de ser lo que yo estoy pensando, me resultaría lamentable que un programa de la Televisión Canaria vierta este tipo de afirmaciones sin ningún conocimiento y, además, lo haga con cierta prepotencia. Saludos y gracias.


El uso del pronombre ustedes tanto para el tratamiento de respeto como para el de confianza es uno de los rasgos que define al denominado español atlántico, macronorma que acoge las hablas de parte de Andalucía, Canarias e Hispanoamérica. Desde un punto cuantitativo, este uso es el predominante en el mundo hispánico, y ninguna entidad o institución cuestiona su corrección o validez. En el Archipiélago, esta característica es prácticamente general. Hay una excepción: en La Gomera se mantienen los pronombres vosotros y vos (¿Vosotros no vos dais cuenta?), y las formas de segunda persona del plural del imperativo propias de la zona occidental leonesa de la Península (Echailo fuera). Estas formas arcaizantes se emplean igualmente en el norte de La Palma y en algunas localidades rurales del sur de Tenerife, sobre todo entre hablantes de mayor edad. Los hablantes cultos de estas zonas utilizan en situaciones determinadas las formas equivalentes del castellano.

Aunque no contamos con datos numéricos, sí percibimos ciertos usos esporádicos del  pronombre vosotros entre hablantes de zonas donde tradicionalmente se ha usado ustedes. Muchas de las consultas que recibimos tratan sobre esta cuestión, que genera, en ocasiones, cierta inquietud entre la población canaria.

La aparición del pronombre vosotros en estos casos no parece deberse a causas internas, pues el sistema pronominal con una única forma (ustedes) en referencia a varios interlocutores ha demostrado su eficiencia comunicativa desde hace siglos. Por el contrario, es muy probable que sea la influencia del denominado español castellano o septentrional la que explique la aparición de estos usos en las Islas, que no tienen paralelo en las zonas del español atlántico más alejadas de la influencia española, como es el caso de Hispanoamérica. En nuestro país, la norma que se utiliza mayoritariamente en los medios de comunicación de ámbito nacional o en los libros de texto de grandes editoriales, dos importantes potenciadores de usos lingüísticos, es la castellana o septentrional. Su proyección constante sobre la población canaria es, probablemente, el origen de los cambios que observamos en el comportamiento lingüístico de las generaciones más jóvenes. Ahora bien, al ser este un uso ajeno a la norma general de las Islas, comprobamos que con frecuencia se producen empleos anómalos del pronombre vosotros, pues se interpreta que este corresponde con el tratamiento de respeto, mientras que ustedes se destina únicamente al trato entre iguales. Además, es frecuente que el hablante que no tiene este uso como nativo mezcle en el discurso formas pronominales de segunda y tercera persona del plural, dando como resultado un sistema híbrido que no se corresponde con ninguna de las dos principales normas del español.  

Las lenguas y las variedades en que se manifiestan se reconocen como una parte del patrimonio inmaterial de los pueblos, y, por ello, se destinan recursos públicos a su estudio, difusión y, en algunos casos, promoción. Las particularidades de determinadas hablas, cuando, como es el caso que nos ocupa, son aceptadas por los hablantes cultos de una variedad, suponen una riqueza patrimonial que debe protegerse. Así lo hace la Ley 4/1999 de Patrimonio Histórico de Canarias cuando establece que las particularidades lingüísticas de nuestra modalidad forman parte del patrimonio histórico de las Islas. Los medios para llevar a cabo esa protección están vinculados, como no podía ser de otra manera, a la acción educativa. En Canarias, el currículo de la asignatura de Lengua castellana y Literatura recoge las características fonéticas, gramaticales y léxicas del español de las Islas, y promueve actitudes de respeto hacia todos los rasgos de nuestra variedad dialectal. También la Academia Canaria de la Lengua, fundación pública dependiente del Gobierno de Canarias, colabora con la Consejería de Educación y Universidades para fomentar en la comunidad educativa a través de charlas, jornadas, publicaciones, etc., la reflexión sobre la validez de todas las variedades de la lengua española y, especialmente, la del español de Canarias, de manera que pueda combatirse desde la escuela la inseguridad lingüística que, en ocasiones, se ha atribuido al hablante canario.

Categorías: Morfología y sintaxis