Buscador

A B C D E F G H I J K L M N Ñ O P Q R S T U V w x Y Z

M

maravalla.

1. f. Hoja delgada que se saca con el cepillo u otras herramientas al labrar la madera o los metales, y que sale, por lo común, arrollada en espiral; viruta. Estuvo cepillando unas tablas y no recogió la maravalla.

2. f. Tf. Leña menuda. Juntó unas maravallas para encender el fuego.

 

marca.

1. f. Corte que se hace en la oreja del ganado que se cría suelto, para identificarlo. Se usa sobre todo en relación con las cabras, y es un modo de identificación complementario de la diferencia. Las marcas de ganado de todos los vecinos están registradas en el Ayuntamiento.

 

marcador.

1. m. Operario encargado de marcar las piñas de plátano o racimos que se han de cortar, para llevarlos al almacén de empaquetado. Él era en esa época marcador, un hombre recto que no se casaba con nadie.

 

marchante.

1. m. Persona que va por los pueblos comprando y vendiendo, generalmente ganado. El oficio de marchante solía pasar de padres a hijos.

2. m. Lz. y Tf.  Persona que se dedica a comprar reses para matar.

3. m. GC. Labrado que se emplea en la construcción de las esquinas de las casas.

 

marchar.

1. v. Lz., Tf., Go. y LP.  Echar, arrojar. Al mayor, como no le hacía caso, lo marchó de la casa.

 

marco.

1. m. Señal formada por una o varias piedras que se pone para fijar los linderos de una propiedad. Muchos pleitos venían antes porque siempre había quien se dedicaba a rodar los marcos de sus terrenos.

 

marcoluz.

1. m. LP. Ventanillo, postigo. En la lonja la claridad entraba por el marcoluz de la puerta.

 

marea.

1. f. Corriente marina.

2. f. Margen y orilla del mar.

ahora que/cuando hay marea, golpe a la lapa. Cuando se presenta la ocasión, hay que aprovecharla.

 

marearse.

1. prnl. Perder los vestidos y otras cosas su color primitivo por la excesiva exposición al sol, el frecuente lavado u otras causas. Las telas delicadas no se deben tender al sol, porque se marean.

 

mareo.

1. m. Or. Persona que molesta o importuna a causa de su insistencia o monotonía. Llévate al mareo este de aquí, que me tiene la cabeza loca.