Buscador

verdillo.

1. m. Vino de poca calidad y consistencia, hecho con la uva de los racimos que maduran de forma dispareja. El verdillo hay que consumirlo pronto, porque, si no, se vira.

 

verdino.

1. m. Tf. (Gallotia galloti eisentrauti) Lagarto macho, propio de esta isla, que destaca por la coloración verdinegra del dorso cuando es adulto.

2. m. Tf. Persona mala, ruin. Se aplica principalmente a los muchachos.

 

verga.

1. f. Hilo metálico más grueso que el alambre. Amarró dos piezas del motor con una verga.

2. com. Persona alta y delgada. El padre no era alto, pero los dos hijos eran unos vergas.

 

verguilla.

1. f. Alambre fino. Muchos juguetes, como camioncitos o carros, se hacían de verguilla.

2. com. Persona muy delgada. De joven era un verguilla, pero luego engordó.

 

veril.

1. m. Desnivel rocoso y perpendicular en el fondo del mar, en la costa o en un risco. Él sabía qué veril daba sargos y cuál viejas.

2. m. Lz. y Fv.  Pequeña cueva u oquedad marina que sirve de refugio al pescado. El mero se metió en el veril, y no hubo manera de sacarlo.

3. m. Lz. y Fv.  Zona marina rocosa, rica en pescado.

 

verode.

1. m. Berode.

 

verol.

1. m. Berol.

 

verrugate.

1. m. Verrugato.

 

verrugato.

1. m. Or. Nombre que se da a dos especies de peces de la familia de los esciénidos (Umbrina canariensis y U. rhonchus), a la que también pertenece la corvina. Pueden alcanzar hasta los 60 centímetros de largo. Su cuerpo es un poco oblongo, comprimido por los lados y de color plateado. Generalmente viven de manera solitaria o en pequeños cardumes sobre fondos rocosos o arenosos, y se alimentan de crustáceos y moluscos. En otras zonas de Canarias se conocen con los nombres de burrogato, tonelero, tonolero y verrugate.

 

verruguento, ta.

1. adj. Dicho de una persona, que tiene muchas verrugas. Era bien parecido, pero con la cara algo verruguenta.