Buscador

voladera.

1. f. GC. Juguete de forma redondeada que se hace de una penca u hoja de pita y que se tira desde un lugar alto, para ver quién lo envía más lejos o para tratar de acercarse lo más posible a un objetivo. Tirando voladeras, el primo era el número uno del barrio.

 

volado, da.

1. adj. Con ciertos verbos de movimiento, muy deprisa, escapado. Si el padre lo llama, viene volado.

2. m. Parte que sobresale de la pared maestra a la altura del techo; saledizo.

 

volcán.

1. m. Lz., GC., Tf. y LP.  Terreno cubierto de lava o materiales volcánicos. Con tierra de la cumbre hicieron unas buenas huertas en el volcán. □ V. fig. 97, malpaís.

 

volquete.

1. m. Lance de la lucha canaria que consiste en levantar del suelo al rival y sacarlo por encima de la cabeza.

 

vuelta.

1. f. Curva de caminos o carreteras.

2. f. Or. Pequeño filete de carne de vaca o de cerdo, cortado muy fino, hecho a la plancha, que se sirve como tapa. Con un bocadillo de vuelta y un vaso de jugo quedó cenado.

 

vuelto.

1. m. Tf. y LP.  Dinero sobrante que se devuelve a quien hace un pago. Cada vez que lo mando a comprar, se queda con el vuelto.

 

yantar.

1. v. Tf. Hacer la primera comida de la mañana. De broma decía que sin yantar no podía seguir trabajando.

 

yelo.

1. m. Tf., Go. y LP.  Zarcillo de la vid. La vara se aferra con los yelos a la latada, y así el viento no juega con ella.

 

yerbatero.

1. m. Tf. Persona que cura con hierbas. Me dijo que un yerbatero le había recomendado agua de tomillo para el catarro.

 

yerbero, ra.

1. adj. GC. Dicho del tiempo, que, sobre todo por ser lluvioso, favorece el crecimiento de la hierba.

2. m. y fOr. Persona que cura con hierbas. Esa mujer es una yerbera muy nombrada.

3. m. y fGC. Persona que se dedica a vender hierbas medicinales. Todos los lunes, el yerbero pasaba con su saco de plantas medicinales.