Buscador

zaranda.

1. f. Baile popular de Lanzarote, en el que las bailadoras y los bailadores, alternativamente, llevan una zaranda con los brazos extendidos y en alto, mientras danzan con grandes desplazamientos laterales. La zaranda es un baile introducido modernamente.

2. f. LP. Emparrillado plano que se emplea para secar o madurar el queso.

 

zarandajo.

1. m. y f.  Persona despreciable. Se juntó con el zarandajo del vecino, y se echó a perder.

2. m. y f.  Mujer de mala reputación.

 

zarapico.

1. m. (Numenius phaeopus) Ave limícola de tamaño medio, invernante y de paso regular por las Islas. Tiene el pico largo y curvo, con el que se alimenta de lombrices marinas, pequeños peces y cangrejos en las zonas intermareales. En algunas zonas de Canarias se conoce también con el nombre de cachimbero.

2. m. Persona muy locuaz. La más chica de mis sobrinas es un zarapico, que me vuelve loca la cabeza.

3. m. Go. Chalana, embarcación auxiliar de fondo plano y popa de espejo.

 

zarpazo.

1. m. Fv. y GC.  Chaparrón. Si este zarpazo llega a durar, corre el barranco.

 

zarzalear.

1. v. Sarsalear.

 

zoca.

1. f. Cepa de la caña de azúcar.

 

zocate.

1. adj. Dicho de un fruto, que, pese a tener apariencia de bueno, está seco o sin pulpa por dentro. Compró unos rábanos zocates que no sirven para nada.

 

zorondongo.

1. m. Sorondongo.

 

zorrasquearse.

1. prnl. Lz. Pasarse alguien por un lugar donde ocurre algo, sin llamar la atención, con el objeto de enterarse de alguna cosa, de que lo inviten o de incorporarse a un grupo. Se usa más en las expresiones estar zorrasqueándose o ver zorrasqueándose. Desde que lo vieron zorrasqueándose por allí, se dieron cuenta de que algo quería pedir.

□ Se pronuncia generalmente sorrasquiarse.

 

zorro, rra.

1. adj. Dicho del tiempo atmosférico, que presagia tormenta, aunque puede quedarse en simple amenaza. El tiempo amaneció zorro, pero fue aclarando a lo largo del día.

2. m. LP. (Macroglossum stellatarum) Mariposa nocturna esfíngida que vuela al atardecer.