Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Jorge Rodríguez Padrón

Por Sabas Martín

Reconocido como uno de los ensayistas más relevantes de las letras hispanas, Jorge Rodríguez Padrón ha dedicado especial atención a las relaciones entre la poesía en español escrita a ambos lados del Atlántico. Asimismo, son fundamentales sus numerosas aproximaciones a la literatura canaria. Sus últimos trabajos críticos se orientan a determinar las claves de la memoria literaria europea.

Descárgate este autor

Selección de textos

DEL LIBRO UNA APROXIMACIÓN A LA NUEVA NARRATIVA EN CANARIAS

Porque, ¿qué es hasta el momento la nueva narrativa canaria? ¿Unas cuantas novelas publicadas, otras tantas en vías de publicación, una antología de narradores, bastante fragmentaria por otra parte, algunos relatos publicados en la prensa diaria o en revistas especializadas, la creación de unos premios literarios, las discusiones domésticas o los ríos de tinta consumidos para saber si es o no importante…? Bien puede comprender al avisado lector que no. Que eso sólo, por mucho que sea, no nutre una floración literaria que se precie, si todo ello no va respaldado por unas obras con entidad, y sobre todo con una continuidad probada. ¿La ha habido? Pues yo pienso que, a la chita callando, estos escritores que han empezado a ser conocidos, con cierta timidez y con mucha reserva, que pasan los trances del exhibicionismo que el juego editorial les exige; estos escritores, decía, creo que han trabajado durante bastante tiempo porque notaban también la necesidad de una obra que explicase el mundo en el que se desenvuelven y esa peculiaridad formativa y ambiental que les rodea. Yo creo que empezaron a trabajar “a fondo perdido”, porque bien conocían ellos las imposibilidades de difusión que tenían que soportar, lo que constituía un panorama poco alentador. Y trabajaron así hasta que se encontraron con una obra con posibles. Por eso, nunca he creído en la generación espontánea de esta nueva narrativa que ha despertado un cierto extrañamiento en la ronda literaria de los últimos años; por eso, y porque todavía creo –yo lo creo y ellos también- existe un camino muy largo por andar, y que no podemos echar alegremente campanas al vuelo; por eso, y porque abandonarse al fácil espejismo del triunfo no va a ser ningún bien a los escritores en los que yo pienso se puede confiar plenamente.