Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Jorge Rodríguez Padrón

Por Sabas Martín

Reconocido como uno de los ensayistas más relevantes de las letras hispanas, Jorge Rodríguez Padrón ha dedicado especial atención a las relaciones entre la poesía en español escrita a ambos lados del Atlántico. Asimismo, son fundamentales sus numerosas aproximaciones a la literatura canaria. Sus últimos trabajos críticos se orientan a determinar las claves de la memoria literaria europea.

Descárgate este autor

Selección de textos

DEL LIBRO LECTURA DE LA POESÍA CANARIA CONTEMPORÁNEA

Hasta ahora, las referencias a la poesía de Canarias se confundían con un concepto tópico de insularidad; se acudía al uso de ciertos lugares comunes que la crítica menos atenta había puesto en circulación, cuando no de aspectos que poco o nada tenían que ver con la crítica literaria. No he visto, en ninguno de los trabajos que he podido consultar, y que no desestimo en absoluto, intento alguno de cuestionar las más comunes actitudes de la crítica, a todas luces insuficientes para explicar el fenómeno que nos ocupa; y tampoco queda muy claro, en aquéllos que lo han intentado, cuáles sean los perfiles singularizadores de esta poesía. En unos casos –creo- porque dichos trabajos son excesivamente parciales; en otros, porque sus argumentaciones no respondían al verdadero carácter de la poesía insular: se operaba sobre ella con un instrumento crítico que la presuponía, incuestionablemente, como continuación de la poesía peninsular, como eco o reflejo de los movimientos poéticos producidos en la Península, sin advertir que la posición excéntrica de las islas influye, de modo decisivo, en su actitud creadora, artística y literaria; que su condición periférica impone una poética diferente, en algunos casos utilizada de forma espontánea y hasta inconsciente. Una poética basada en una actitud dialógica, nunca reverencial; en la posibilidad de asumir el lenguaje no con el convencimiento, libre de toda sospecha, de su poder, sino con la cautela de quien comprende que puede, y debe, manipularlo, liberarlo de sus imposiciones académicas; y, sobre todo, tratarlo como un cuerpo vivo cuya sensualidad le permite desbordar cualesquiera de los órdenes establecidos para su realización.