Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Jorge Rodríguez Padrón

Por Sabas Martín

Reconocido como uno de los ensayistas más relevantes de las letras hispanas, Jorge Rodríguez Padrón ha dedicado especial atención a las relaciones entre la poesía en español escrita a ambos lados del Atlántico. Asimismo, son fundamentales sus numerosas aproximaciones a la literatura canaria. Sus últimos trabajos críticos se orientan a determinar las claves de la memoria literaria europea.

Descárgate este autor

Selección de textos

DEL LIBRO EL DISCURSO DEL CINISMO

Compromiso mendaz, y cínico, el que hoy manifiesta el discurso literario español, desde el espacio de la creación y desde el púlpito de la información. Al hacer irrelevante la diferencia entre ambos lenguajes, quien escribe se arroga, en exclusiva, el protagonismo intelectual, aunque tan sólo sea un merodeador por la superficie de la materia sobre la cual dice construir su pensamiento; aunque apenas se vea movido por otro interés que no sea el suyo, egoísta y utilitario. A este pretendido (y pretencioso) intelectual no le cuesta mucho renunciar a la ardua responsabilidad del oficio y plegarse a los acogedores aledaños de un poder al que con tanta facilidad accede, que con tanta satisfacción lo recibe, pues su presencia, su imagen, su nombre, maquillará de barniz cultural el pragmatismo que lo mueve como razón única y primera. No tanta dedicación para la obra; ni aventura vivida, ni conmoción y temblor consecuente que pueda hacerla creíble: apenas una construcción –muy inteligente, eso sí- suplantadora de la verdad. Carente de energía fecundadora (se consume en sí misma una vez consumida: como diario o revista de actualidad), sin la distancia suficiente para que su discurso tenga posibilidad de mostrar una imagen ambigua e irónica de la realidad, y deje al lector, en consecuencia, ante la necesidad de plantearse preguntas y dispuesto a la reflexión.