Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Jorge Rodríguez Padrón

Por Sabas Martín

Reconocido como uno de los ensayistas más relevantes de las letras hispanas, Jorge Rodríguez Padrón ha dedicado especial atención a las relaciones entre la poesía en español escrita a ambos lados del Atlántico. Asimismo, son fundamentales sus numerosas aproximaciones a la literatura canaria. Sus últimos trabajos críticos se orientan a determinar las claves de la memoria literaria europea.

Descárgate este autor

Selección de textos

DEL LIBRO LA MEMORIA Y SUS SIGNOS

En la literatura, como en el amor. Lo que es decir como en la vida, en tanto que conquista y fracaso, en tanto que energía y fragilidad. Así he deseado acercarme siempre a la literatura: no con temor, ni con reverencia. La materia de la cual está hecha –los sueños- no es inabordable ni superior; al contrario, alienta a la altura humana, cerca de nuestro oído, próxima al labio, como beso. En la calidez del abrazo se consuma. Eso, naturalmente, cuado lo es de verdad y a la verdad se entrega Y sé –lo he aprendido con esfuerzo- que no es posesión, sino convivencia; la corrompen quienes, por su intermedio, dicen secuestrar y poseer sus significados; quienes la confinan y encierran, impidiéndole irradiar hacia sus más diversos e imprevisibles sentidos.

Me resisto cuanto puedo a hablar de mí mismo. Ahora, sin embargo, quiero hacerlo: afirmar mi fe –he dicho- en mi experiencia y memoria de lector, a lo largo de toda una vida. Y en la consciencia que sobre ella he ido construyendo, que ha contribuido a conformarme como soy: no con la confianza de quien sabe, con la inseguridad, cada día más palpable, de quien necesita completar tanta manquedad, llenar tanto vacío que somos. No entiendo el acto de leer como un camino para alcanzar, satisfecho, una interpretación; ésta, una lectura totalitaria. Libradme, manes de la literatura, de considerar la mía como la única posible, de solicitar para ella un general acatamiento.