Un espacio concebido para la difusión de la literatura del Archipiélago, dirigido al público general y a los profesionales de la enseñanza. En la ficha de cada autor, realizada en tono divulgativo por conocidos especialistas, podrás acceder a sus datos esenciales: quiénes son, sus obras, su significación cultural y literaria, bibliografía, recursos multimedia y una selección de sus textos.

Manuel Padorno

Por Ovidio López

Instalada en la tradición de Cairasco, la obra de Manuel Padorno es una indagación del libro de la luz atlántica que habita el hombre canario; situada ante objetos y paisajes, su poesía vaga, ve y descubre, por un desvío, la otra realidad soñada y no por ello menos real. El sorprendente resultado expresivo parece más propio de una sintaxis pictórica que de la gramática del discurso convencional.

Descárgate este autor

Selección de textos

DEL LIBRO UNA BEBIDA DESCONOCIDA

LEVANTATE DEL SUEÑO Y CENA

Madre doña María la sabiduría,

nupcial coloca su jarrón, cuida la casa.

Él llega acompañado por tu hermano

José: su delicada mano el norte.

Fotografía familiar en la azotea;

tiempo y Matilde son la historia, el interior

el abuelo y su cabra fabulosa,

pupitre de la infancia, aquel muchacho

de la filosofía y de la arena

trabaja con el pez y su naturaleza

barco Julián, el minio calabaza,

la mano temblorosa empuña el ramo

de luz, árbol marítimo que nace;

levántate del sueño y cena. Gira

frondoso bosque quieto, crece junto,

sobre la misma línea de la playa,

espesa sombra vuela, sobre mi cabeza

suelda las ramas invisibles, traba

las hojas de cristal perenne, yaces,

debajo de la espalda brota el sueño,

la muchacha desnuda corre el bosque,

salta la hierba; quiebra el tronco, lee,

se adentra por el matorral, se pierde

en la espesura cálida y regresa

a la sombra del árbol de la arena;

larga mano tendida al sol calcáreo

trata de despertarme y cubre y ciega

las puertas transparentes de la playa,

la lámpara de luz enciende. Madre

guisa caldo, cocina junto al patio

y fríe el pez. Levántate del sueño.


sol arriba incendia la azotea,

la boca manantial bebe despacio

la espuma, el oleaje se amorosa

dentro del cuarto, nadan en la cama

hasta tocar el fondo oscuro y tratan

(sin certeza) juntar los ramos de agua

en una llama sola que se encuentre:


el palpo que comienza a abrirse crea

el árbol que la enlaza, funda espacio.